¡Hola invitado! Accede o regístrate

Nuestras reviews de coches

Re: Nuestras reviews de coches

Notapor Eren » 28 Jun 2016, 23:03

Muchísimas gracias a los dos, me alegra mucho que os guste. Tengo pendiente hacer un par de reportajes sobre los otros coches de casa (C4 I Exclusive y Jumpy Multispace L) pero por falta de tiempo no me pongo con ellos. :qmparto:
Avatar de Usuario
Eren
 
Mensajes: 43
Registrado: 16 Jun 2016, 00:47
Arriba

Re: Nuestras reviews de coches

Notapor Castro » 05 May 2018, 16:09

Volkswagen Golf Advance 1.0 TSI

Tras ir y volver del norte de Europa durante un buen tiempo, decidí quedarme a vivir aquí a pesar de mi enorme deseo de instalarme en algún país nórdico. Gracias a una oferta especial del concesionario Volkswagen de mi ciudad que llegó a mis manos de pura casualidad, a mediados del año pasado me compré un Golf con lo que había ahorrado estos años. Sí, yo con un Golf. En Forocoches ya se friegan las manos. El truco es que gracias a esta oferta, el precio del coche quedó muy cerca de mi presupuesto. La diferencia entre un Focus usado con 10.000 km (o un Megane) y un Golf nuevo eran menos de 3.000 euros, 3 años más de garantía, 10.000 kilómetros menos y mantenimiento incluido.

Con muchos descuentos, e incluso teniendo que abonar uno de ellos porque me lo aplicaron mal, según ellos, me quedó un precio muy atractivo: un Golf Advance 5 puertas 1.0 TSI de 110 caballos, nuevo de fábrica, con extensión de garantía y mantenimiento incluido, costaba bastante menos de lo que decía en la web. Los intereses ya tal.

Imagen

Empiezo por el final. Un Golf, igual que el resto de modelos de Volkswagen (y mucho menos los Audi), no vale lo que cuesta, ni de lejos. En el caso concreto del Golf, el precio que da el configurador para mi versión es de casi 24.000 euros, sin contar la matriculación (que en algunos concesionarios alcanza los 500 euros). La calidad de esta séptima generación ya no está tan lejos de otros competidores. Los plásticos blandos han desaparecido de los paneles de las puertas traseras (la sexta los tenía), la calidad de los competidores cada vez es superior, y a pesar del equipamiento de serie incluido desde el acabado más básico, sigue habiendo cosas opcionales que otros ofrecen de serie. El Focus ST Line, por ejemplo, con los descuentos exagerados de Ford puedes conseguirlo por 16.000 euros a igualdad de equipamiento, o por el mismo precio que el Golf pero con cámara de visión trasera, navegador, arranque sin llave y mil tonterías más que el Golf no tiene. Sin embargo, falla en otros aspectos: los plásticos de los paneles de las puertas son duros (incluso los delanteros), el freno de mano es manual (que me da igual) y sólo tiene una asa en el techo (el Golf tiene las cuatro).

La tónica general es que Volkswagen ofrece un buen equipamiento de serie desde el primer acabado y con materiales mejores que algunos competidores. Usan este argumento para hinchar el precio, aunque luego aplican algunos descuentos que reducen el abismo entre el los VW y sus competidores. Éstos ofrecen materiales iguales o inferiores, equipamiento de serie que en el Golf es opcional y, a la par, otras cosas opcionales que el Golf trae de serie. Algo tan sencillo como las alfombrillas o la desconexión del airbag del acompañante son opcionales en un Volvo V40… En vuestras manos está valorar si la diferencia de precio está justificada. O materiales buenos y algo de equipamiento, o mucho equipamiento y materiales mediocres. Para mí, puestos a realizar un gasto de esta magnitud, mejor hacerlo con un coche que tenga buen valor de reventa, buena garantía y si puede ser nuevo de fábrica, pero a pesar de esto no estoy seguro de volver a comprar otro Volkswagen cuando tenga que cambiar este. Y no es porque no esté contento: todo lo contrario.

En cuanto a mi configuración, es sencillo. Motor: no necesitaba más. Acabado: la diferencia de precio con el Edition no es tan exagerada, trae equipamiento de serie muy atractivo y encima no te confunden con los miles de Golf Edition de alquiler y flotas. Y el color, aunque es el que no tenía ningún coste, me parece más bonito que otros opcionales. Lástima que el rojo oscuro metalizado solamente se ofrezca en el Golf Plus (o como se llame ahora).

Imagen

Vayamos por partes.

Exterior

Con los ligeros cambios del restyling, el modelo 2017 gana una barbaridad en comparación con la primera versión del MK7. Tiene LEDs diurnos delante y los pilotos traseros tienen estas luces LED “sólidas” tan comunes últimamente pero a la vez tan atractivas. Los intermitentes de los retrovisores y los pilotos traseros son de LED; los delanteros son halógenos. Los traseros, afortunadamente, no son “dinámicos” como muchos que se ven ahora, que son graduales y que convierten el coche en un árbol de navidad.

Imagen

El acabado Advance incluye unas llantas bastante más bonitas que las del Edition (y neumáticos más anchos, aunque el diámetro es el mismo), detalles cromados en los paragolpes delanteros y traseros y retrovisores plegables y térmicos (que con las nevadas de febrero de este año en Catalunya me resultaron muy útiles). Ojo con las llantas opcionales del acabado Advance. De serie trae las “Hita” de 16 pulgadas, pero se pueden elegir unas de 17 (“Dijon”) que son más bonitas pero que hacen que suban las emisiones a más de 120 g CO2/km y que haya que pagar impuesto de matriculación. Lo bueno es que van asociadas al tren de rodaje deportivo. Los neumáticos en mi caso son unos Michelin Energy Saver, de 205mm. En el acabado Edition son de 195mm. Los Energy Saver ya los montaba en el Yaris y son una maravilla, cuesta mucho que chirríen y en mojado tienen buen agarre, aunque si aceleras fuerte (como para entrar en una rotonda cuando llueve) es probable que patinen. Por lo demás estoy muy contento con estas ruedas.

Imagen

En cuanto a la carrocería, jamás he visto un compacto 3 puertas que se vea proporcionado o que no dé la sensación de abrir el portón de un garaje cada vez que quieres entrar o salir del coche. En el 5 puertas, el diseño es muy equilibrado (como en casi todos los compactos 5 puertas, vaya). El acceso a las plazas posteriores es muy cómodo, y sorprende lo silenciosas que son las puertas al cerrarse. Cierto es que otros competidores cada vez cuidan más estos detalles, pero hay otros que durante mis paseos por los concesionarios pude comprobar que todavía están lejos de un buen acabado.

Los cristales traseros vienen ligeramente oscurecidos de serie, que no tintados. Resta un poco de luminosidad al habitáculo (-65% según VW), pero también le da un toque elegante, y evita algunas miradas indiscretas. Si los quieres sin ningún grado de oscurecimiento, se tiene que indicar en las opciones y no tiene ningún coste. Los cristales tintados del todo sí que tienen un coste asociado.

Imagen

El color es el que venía de serie, Gris Urano. No es el más bonito de la gama, pero sí el más equilibrado entre bonito y barato. Barato nivel gratis. El blanco te lo cobran, el rojo es muy feo y el resto para mí ya se iban de precio, aparte de que la mayoría son bastante apagados (salvo el dorado que sale en todas las fotos oficiales y que vale 700 euros).

La llave es bastante gorda e incómoda, es casi cuadrada y se ralla mucho, pero da sensación de calidad. Como se ralla, le puse una funda (con lo que todavía es más gorda). Durante la marcha, no es extraño que la rodilla choque con la llave. Desde luego, no llego a metro noventa pero tengo problemas en muchos coches… Con la llave te dan un llavero que sirve para nosequé de una App de Volkswagen, o no sé qué historia, que tiene un botón que activa nosequé. Pero el botón es tan sensible (casi que se activa con tocarlo) que es casi seguro que se accionará por accidente si llevas las llaves del coche con otro juego de llaves, el móvil o lo que sea. Todavía lo tengo en la caja. Cuando me cambie el móvil ya miraré para qué sirve.

Imagen

Al abrir el coche, se encienden las luces exteriores (función Leaving Home) y unos LEDs blancos debajo de los retrovisores. Es chulo y por lo menos no ilumina la marca ni el modelo en el suelo, una fantasmada/pijada completamente prescindible que ofrecen muchos coches ahora. También se despliegan los retrovisores, y se pliegan al cerrar el coche (en el caso del Advance). Con la llave se puede abrir también el maletero (no se abre, se desbloquea), y cuando cierras el portón se cierra automáticamente, y no se abren las puertas ni se despliegan los retrovisores.

Imagen

Y una vez dentro...

Interior

Los materiales desde la posición del conductor son buenísimos. Casi todo es plástico blando, salvo algunas partes que son duras. Es muy agradable a la vista y da una sensación de empaque, calidad y proporcionalidad. A nivel de salpicadero, dos “peros”. Uno es que el espacio entre el parabrisas y el salpicadero es muy estrecho y todo lo que entre ahí no saldrá. Tengo un ticket de la zona azul que permanecerá ahí por los siglos de los siglos, amén. Otra parte bastante inaccesible es el de la ventanilla triangular cercana al retrovisor. Es positivo porque si la rompen no pueden pasar el brazo y abrir la puerta, como me ocurrió con otro coche (no el Yaris), pero también es un rincón complicado de limpiar.

Imagen

En cuanto a equipamiento, aquí es donde el acabado Advance viene, ve y vence. En comparación con el Edition añade climatizador, más botones en el volante, sensores de aparcamiento delante y detrás (que muchos competidores sólo ofrecen detrás), reposabrazos con guantera detrás, sensores de luz y lluvia, retrovisor interior antideslumbrante... Con la introducción del acabado Ready2Go, las diferencias se limitan al aspecto exterior, los retrovisores abatibles eléctricamente, regulación lumbar (para mí, crucial), luces de lectura detrás, asientos delanteros “confort”, inserciones en color negro y aluminio en varias partes, y algo más que seguro que me dejo. En la web de VW se puede ver todo, aunque dice que el Golf lleva detección de peatones desde el acabado Edition y no es algo que quiera comprobar.

Imagen

El volante es muy cómodo de agarrar, los botones están ubicados de forma excelente y encima es plano por debajo, lo que le da un toque deportivo que no es distintivo respecto sus competidores pero sí que es un buen detalle. Si no pagas el control de voz, hay un botón inútil que te dice que lo hagas, y que sería ideal que tuviera la función de “mute” para parar la radio de golpe. Si se quiere hacer esto, hay que bajar el volumen con la rueda o, si estás escuchando música, darle al botón de pausa en la pantalla. Es algo engorroso hasta que no le pillas el truco (un año y todavía tiene que llegar este momento). El ordenador de a bordo es correcto. La información es muy clara, excepto cuando reproduces música, y da detalles de lo que quieras. Tiene cosillas, como que no se puede ver la fecha ni en el panel ni en la pantalla central, pero tiene otras como que te da el consumo desde la salida (muy útil en viajes en los que quieres comparar trayectos o compartir gastos), desde el último repostaje y desde el inicio, que al llegar a los 4.000 km se reseteó, pero no a los 8.000. A ver si a los 12.000 me fijo mejor.

En general es muy espacioso. La posición de conducción es cómoda, aunque la rodilla choca con el plástico duro de la consola central. Los elementos están muy bien repartidos alrededor del salpicadero, el diseño es agradable y está todo al alcance de la mano.

Imagen

Es muy útil la tapa corrediza de los posavasos, porque se puede poner ahí el móvil, el ticket del parking un momento, o lo que sea. Otra cosa es que lo recuperes. En algún lugar del interior del túnel central tengo OTRO ticket de la zona azul que se coló en la ranura entre la tapa corrediza y la carcasa y que tengo menos posibilidades de recuperar que el ticket del salpicadero.

También se puede poner el móvil en el pequeño compartimiento cercano a la palanca de cambio. Este compartimiento está escondido tras una tapa que se abre con un toque. Ahí hay hueco para un bolígrafo, un móvil normal, un paquete de pañuelos, etc. Dentro también hay una ranura USB (no sé si la tapa cierra con el USB puesto) donde se pone el cable de la AppConnect (de regalo). Lo probé en su día y no sé si será cosa de mi móvil (tiene casi 3 años) o del cable, pero iba bastante lento así que desinstalé la app Android Auto. Con el cable puesto y la app en funcionamiento, las llamadas entran por la App y no por Bluetooth, que para mí es mucho más intuitivo y fácil de usar que la App. A veces, en función de lo que guardes dentro del compartimiento (el cable USB, un lanyard), la tapa se atasca y cuesta volver a abrirla. Algún día me la cargaré.

Además, en mi caso el cable, pese a ser de nylon, muchas veces falla el contacto y no carga el móvil. Se puede cambiar por un cable USB normal y corriente y funciona igual. Con el cable enchufado al USB y el móvil fuera del compartimiento (es decir, en la bandejita de fuera, por ejemplo), la tapa no se puede cerrar. Está pensado para mantener el móvil dentro del hueco.

Imagen

Uno de los cambios del restyling respecto la primera versión es la pantalla central, que ahora tiene los botones integrados en una sola pieza (son táctiles). Desde luego, es muy elegante y el cambio es a mejor, sin duda. La pantalla varía su brillo en función de la luz que le da, aunque a menudo deslumbra o se ve poco si la luz es muy directa (foto de arriba). El polvo y las huellas se ven enseguida. Es fácil de limpiar pero hay que hacerlo con la pantalla apagada, porque es muy sensible a cualquier roce. En este sentido, hasta que no te acostumbras es complicado no tocar el botón "Media" por accidente al regular el volumen. El menú es muy intuitivo y agradable a la vista en comparación con otros coches a los que he subido (independientemente del segmento al que pertenezcan). La radio detecta automáticamente el logotipo de la mayoría de emisoras (pulsando un rato encima de la casilla), aunque si son emisoras locales o nuevas a veces sale uno equivocado. Borrarlo es algo más complicado, pero el menú también te permite añadirlo tú guardándolo en la SD/USB. No lo he probado porque no vale la pena perder tiempo. El menú tiene un montón de opciones que dudo que otros coches tengan, como que te recuerda que cojas el móvil si lo tienes conectado por Bluetooth, o que tiene dibujitos geniales para que nunca te olvides del coche que conduces.

Imagen

Del climatizador tengo muy pocas quejas: desempaña a tiempo, no es agresivo, es bizona y no es difícil de usar. Lo único que mejoraría es la intensidad de las luces de los mandos, porque si hay mucha luz no se ve a qué intensidad está el ventilador.

Algo que jamás lograré superar es que cuando reproduces toda la música de la SD o USB en selección aleatoria, el sistema a veces reproduce tres canciones del mismo artista en diez minutos y luego otros artistas quedan relegados hasta al cabo de una hora (o más). Es una soberana tontería, pero molesta cuando a uno le apetece escuchar de todo, o evitar un estilo de música en concreto porque en ese momento no te apetece. Además, si te pones álbumes enteros los reproduce siguiendo el orden del nombre del archivo y no del número de pista, lo que hace que tengas que trabajar en las carpetitas y canciones en un ordenador, si cuando te bajas compras la música no vienen los numeritos al principio del nombre del archivo.

Hablando de la SD. El aparato con la ranura de la SD, el CD, el USB y la salida auxiliar es un tocho enorme situado dentro de la guantera. Honestamente, esto es una mierda. Ocupa mucho espacio (casi todo lo ancho, y unos 5cm de alto) e impide guardar bultos que no sean planos. Algo tan sencillo como la funda de las gafas de sol o el soporte para pegar el móvil al parabrisas no pueden compartir espacio a no ser que seas un crack del Tetris.

Imagen

El reposabrazos central se puede regular a lo largo en función de donde se quiera apoyar el codo. El espacio de la guantera es normalito; caben cinco o seis CDs y no mucho más. Hay una pequeña bandejita donde puedes guardar tarjetas, monedas, un móvil normal (no tochos), etc.

Las luces son automáticas, aunque se pueden encender o apagar con la rueda que hay cerca de la rodilla izquierda. Los LEDs diurnos iluminan bastante, como ocurre en la mayoría de coches nuevos. De hecho no es extraño cruzarse con algún coche de noche que solamente tiene los LEDs encendedidos (en Jalopnik hablan de ello: https://jalopnik.com/how-led-daytime-running-lights-and-lcd-instruments-are-1782654483) Los faros antiniebla se activan tirando de esta ruedecilla hacia atrás y tienen dos posiciones: primero los antiniebla delanteros y luego los traseros. Lo descubrí medio año después de estrenar el coche, y no me parece nada útil. Los antiniebla, como en casi todos los VAG desde hace años, tienen la función de cuneteros (cornering, le llaman ahora), y cuando das marcha atrás se encienden los dos.

Los limpiaparabrisas también son automáticos de serie con el acabado Advance. Es algo que en ningún coche de los que he conducido he visto que funcione a la perfección, pero en el caso del Golf es bastante preciso aunque sigue tardando lo suyo en activarse y desactivarse. En el caso del limpia trasero, la primera posición acciona el limpia y la segunda suelta el agua. Está bien, pero tiene sus inconvenientes: si quieres limpiar sobre seco porque hay polvo o mierda de pájaros hay que accionar las dos posiciones rápido para que el limpia no arrastre el polvo o la mierda por la luneta antes de que salga el agua, evitando así posibles daños al cristal y a la goma del limpia.

Imagen

El freno de mano es de electrónico, a diferencia de muchos competidores suyos. Todavía no me he acostumbrado. Alguna vez he intentado tirar de él sin haber parado del todo, por prisa, y empiezan a pitar cosas y a bloquearse las ruedas. No es gradual como un freno de palanca: o frena del todo o no frena nada, pero ya es lo que toca. Algo que no me gustaba al principio era que si aparcabas, quitabas el contacto y abrías la puerta no se activaba el freno automáticamente. Es un poco peligroso cuando estás acostumbrado a la palanca; al principio alguna vez me pasó que abrí la puerta tras aparcar y vi que el coche se estaba yendo hacia atrás. No sé si se puede configurar de alguna forma. El tacto del botón del freno de mano y de todos los botones en general es muy bueno. No se oyen ruidos ni parece que se vayan a atascar. Se nota la inversión de VAG en la háptica (tip: https://es.wikipedia.org/wiki/H%C3%A1ptica).

Los asientos son muy cómodos. No hace falta irse a asientos deportivos para que te agarren bien. También es verdad que vengo de un Yaris. La posición de conducción en general es muy cómoda. Detrás hay mucho espacio, incluso para gente alta. Me atrevería a decir que hay más espacio para la cabeza que en el caso del Insignia anterior (mi review aquí: viewtopic.php?f=13&p=476980#p476516), cuya banqueta trasera era para liliputienses. Para poner una pega a la posición de conducción, diré que acceder a los botones de las ventanillas delanteras es complicado porque están justo detrás del agarradero.

Imagen

Para encender todas las luces interiores, que tienen dos intensidades, hay que apretar tres botones: el de la luz del conductor, el de la luz del pasajero y el de las luces traseras. Tres botones para conseguir una función. Absurdo cuanto menos. En esa misma zona hay el compartimento para gafas.

En cuanto al maletero, es pequeño. Tiene doble fondo, pero la rueda de repuesto que trae de serie es de tamaño convencional, con lo que el doble fondo solamente se puede utilizar sin ella, o con la rueda de galleta (opcional). Es muy inútil porque precisamente cuando necesitas más espacio, en trayectos largos, es cuando también necesitas tener la seguridad de contar con una rueda convencional y no de juguete (o directamente ninguna). Pienso que se podría haber aprovechado mejor. Es vuestra elección valorar qué es mejor: o tener más maletero y una rueda pequeña, o tener menos maletero y una rueda convencional (si no me equivoco, al mismo precio). A mí no me convence ninguna de las dos. En el maletero hay ganchos para las bolsas de la compra, y tiene dos compartimentos en los laterales en los que no puedes esconder un presidente de la Generalitat pero sí juego de bombillas de recambio o un soporte para atar una tablet al reposacabezas de los asientos delanteros que me “regaló” el concesionario.

Imagen

Conducción

En marcha, el ruido es mínimo. El motor casi no se oye. Cierto es que al ser un 1.0 de 3 cilindros no debería sonar como un Fórmula 1, pero vengo de otro 1.0 tricilíndrico que en los parkings sonaba de gloria. Se oye mucho más el viento que el motor, incluso en altas velocidades, pero el ruido es tan sutil que no hace falta subir la música para dejar de oírlo. El confort en autopista es notable. Por alguna razón, en ciudad la suspensión parece mucho más dura que en autopista. Los agujeros, los badenes y las alcantarillas se los traga que da gusto, pero sin embargo a altas velocidades el confort es muy bueno, y no tiene ningún extra de suspensión adaptativa ni nada que se le parezca. Parece como si las autopistas fueran de pago y las calles de ciudad gratuitas. Oh, espera...

El coche va sobre raíles. Es un punto intermedio entre la sencillez de una dirección de un urbano y la artificialidad de la dirección de coches de segmento superior, que transmiten la misma emoción de conducción que una lavadora. El coche va donde tú le digas y no le cuesta nada hacerlo. En serio, es una genialidad. Estoy seguro que con el acabado Sport o con el tren de rodaje deportivo sería todavía mejor, pero es genial. Cuesta mucho hacer chirriar los neumáticos en las curvas. De serie viene con unos Michelin Energy Saver de 205mm. Son el mismo modelo que ya montaba en el Yaris y van geniales en todo tipo de condiciones. El hecho de que el Advance monte neumáticos más anchos que el Edition también contribuye a un mejor agarre.

Imagen

También trae de serie el Park Assist. Va genial, y es un punto muy a favor que incluya también los de delante, porque como he dicho antes muchos competidores no lo ofrecen ni opcionalmente en este segmento. A veces en los atascos salta, o cuando pasa una moto cerca, y tiene algún falso positivo, pero nada molesto. Se puede regular el volumen al que baja el sistema de audio cuando se activa el Park Assist o se engrana la marcha atrás. Minipunto para VW. Otra cosa útil para cuando se aparca en ciudad es que el retrovisor del acompañante se puede programar para que se desplace hacia abajo y de esta forma poder ver mejor el bordillo (sólo a partir del acabado Advance). En la foto de debajo se ve. Hay que acordarse de desactivarlo -girando la rueda del mando de retrovisores- porque si se aparca entre columnas o junto a una pared despista al estar acostumbrado a las proporciones y dimensiones con el espejo en posición normal). La cámara de visión trasera es un accesorio opcional y prescindible, porque con los sensores de aparcamiento es suficiente.

Imagen

El start/stop es muy diferente al de otros coches que he probado. Este se activa muy temprano, cuando el coche todavía está en marcha. Supongo que lo han programado así para ahorrar unos centilitros de combustible y poder declarar un consumo inferior. Casi siempre se apaga antes de parar por completo, y es “útil” para recorrer un metro o dos con el motor apagado. Importantes las comillas, porque no veo ninguna utilidad a circular con el motor apagado. Incluso hay veces que se apaga cuando llegas al típico semáforo que sólo se pone rojo para joder y se pone verde cuando ya estás parado, lo cual da la sensación de estar machacando el motor de arranque.

También trae el asistente de arranque en pendiente, que es más o menos brusco en función de la rapidez con la que aceleres y levantes el pie del embrague. A menudo es suave, pero hay veces que incluso se oye algo que delata cómo se separan las pastillas de freno, o algo así. No lo uso, porque...

Motor

Arrancar desde parado es muy fácil. El embrague mueve muchísimo el coche, con lo que te da mucho margen de tiempo para cambiar el pie de pedal. Es tan exagerado que en los atascos (que afortunadamente vivo pocos) es casi imposible acabar de levantar el pie del embrague antes de tener que volver a frenar. Lo mismo cuando se hace marcha atrás: hay que ir graduando el embrague y frenando a la vez para que no se embale. Es bastante incómodo porque tienes la sensación de machacar el embrague, o dar órdenes contradictorias al coche, pero te acabas acostumbrando. Y si te pasas y se te cala el coche, arranca de nuevo pisando sólo el embrague. No hace falta girar la llave. A veces le cuesta más, a veces menos, pero en cuestión de un segundo o máximo 2 el coche vuelve a estar encendido.

Imagen

Una vez en marcha, los 110 caballos y el turbo dan bastante de sí. Pocas veces he necesitado pisar a fondo para incorporarme o adelantar, y no es excesivamente necesario bajar de marcha para subir la velocidad. A pesar de que las recuperaciones son buenas (o cuanto menos suficientes), las cifras no son brillantes: tarda 10 segundos en alcanzar los 100 km/h y no alcanza los 200. Insisto que es un 1.0 de 110 caballos.

El consumo homologado es una mentira mayor que los Reyes Magos, pero no tanto como otros motores pequeños (tipo los EcoBoost de Ford), que con cuatro pisadas tontas ya suben a los 8 litros. En autopista, a unos 140 km/h de crucero y gente a bordo + algo de equipaje, el consumo es de unos 6 litros y pico. Si el ritmo es constante (a velocidades legales), si no hay condiciones climatológicas como viento y si la carretera es plana, el consumo puede incluso bajar de los 6 litros también con gente a bordo. Si hay subidas continuadas, viento en contra, un pie derecho muy pesado y/o el coche lleno, el consumo ya se resiente y alcanza fácilmente los 7 litros. En ciudad el coche consume bastante, pero el start/stop contribuye a rebajarlo, y si no aceleramos bruscamente o abusamos del turbo (importante), se puede mantener por debajo de los siete y medio. Y en carretera / interurbano, la cifra es más baja que por autopista. La autonomía siempre ronda los 650 km, y casi nunca baja de 600, excepto si se hace todo un depósito por ciudad.

Estas cifras son orientativas y basadas en lo que da el ordenador de abordo en “desde la salida”. En depósitos enteros, en un año SpritMonitor nunca me ha dado cifras mayores de 7,6 incluso haciendo casi un depósito entero en ciudad. El ordenador de a bordo da cifras muy alejadas del consumo homologado, y respecto el consumo real la desviación es de más o menos 0,3 litros. Podría ser peor, pero pam pam al culete de Volkswagen, porque mi consumo récord han sido poco menos de 6 en un depósito entero por autopista.

Como todos los motores potentes pero con poca cilindrada, el motor es suficiente para mover el coche a ritmo ligero y sin arruinarse, pero a la que se exige algo más el consumo se dispara. Mejor no mirar nunca el consumo instantáneo porque a veces asusta.

El Advance también trae de serie el control de crucero y limitador de velocidad. Un aspecto que me gustó mucho es que no se desactiva al pisar embrague. Es especialmente útil cuando vas por autopista y tienes que reducir la velocidad por cualquier razón (y por tanto, bajar a 5ª o 4ª). Tras frenar (y por tanto, desactivarse), luego puedes pulsar el botón “RES” y el coche vuelve a la velocidad previamente programada. Al subir de marcha sí que parece que se confunda, pero enseguida se entera. Digo que es útil porque en otros coches con control de crucero se desactiva al pisar embrague, lo que implica que el botón “RES” es completamente inútil porque tienes que alcanzar la velocidad a la que ibas “manualmente” hasta que hayas puesto la 6ª, y entonces programar de nuevo el control de crucero.

Y para frenar, pues los frenos son buenos. El tacto es agradable y resulta fácil evitar frenazos bruscos. El ABS hace su función, e incluso en mojado se coordina de maravilla con los neumáticos y los frenos. He tenido ya dos sustos sobre mojado que al final quedaron en un palmo de separación con el coche de delante, un margen más que suficiente. Fin.

Problemas surgidos

A los cuatro meses de tener el coche tuve que llevarlo al taller para que me alinearan la dirección. En este sentido, un cero para el concesionario, que me daba fecha para “diagnosticar” (que no arreglar) para dos semanas más tarde. En mi taller de confianza me dijeron que podía acercarme en quince minutos. Me recordó a la sanidad pública nórdica, que me daban hora en el especialista para el mismo día. En el taller me dijeron que en los coches nuevos es normal, que los hay que llegan al cabo de una semana de matricularse, y que en el caso de los Toyota, los llevan todos ahí incluso antes de matricularlos.

Imagen

Más tarde apareció un silbido proveniente, a priori, del retrovisor del conductor. Además, al plegarse hacía como un ruido de plástico que cruje. Fui a pedir hora (también con dos semanas de retraso) y me dijeron que lo del crujido se solucionaba poniendo 3 en 1, y que lo del silbido era porque la puerta estaba medio centímetro desencajada. Me solucionaron el silbido, que ellos mismos calificaron que “anormal”, apretando el retrovisor. En cuanto al desencaje de la puerta, tuvieron que cambiar toda la goma que la rodea, porque se ve que es algo que estaba saliendo defectuoso y no era el primer caso que tenían.

Por ese periodo también oía un ruido proveniente del salpicadero, como cuando cae un mando a distancia al suelo y queda alguna pieza suelta dentro. Resulta que era el puto ticket de la zona azul, que se había resecado… No sé si me lo llegaron a “aspirar” cuando lo dejé en el taller, de verdad que hay como 14 o 15 centímetros de hueco que no se ve, pero no he vuelto a oírlo desde entonces. En esta foto se ve lo que digo del espacio entre el parabrisas y el salpicadero: es una carpeta algo mayor que un DIN A4 metida hasta la mitad.

Imagen

Al cabo de dos semanas de recoger el coche, me di cuenta de que al cerrar la puerta con la ventana bajada se oía un ruido metálico (o eso parecía), como si la ventana no estuviera bien fijada. En la puerta del pasajero no se reproducía el mismo ruido. Me mosqueé, porque de un ruido solucionado apareció otro… Al recogerlo, la chica me dijo “Sí, era una goma que habían puesto mal en la primera reparación. Si te dijera otra cosa sería mentida”. Sonreí porque ella no tenía culpa de nada, pero fue la gota que colmó el vaso de todas las que me ha jugado el concesionario ya.

Resumen

En resumen: es buen coche, equilibrado si lo consigues por buen precio (aunque el que anuncian por la tele es casi imposible), tiene detalles que otros coches no tienen (aunque a la vez otros coches dan de serie lo que en este es opcional), tiene buenos materiales (aunque no está tan alejado de sus competidores como en generaciones anteriores) y el consumo a un ritmo normal es aceptable (aunque muy alejado del homologado).

Puntos a favor

    -Calidad de acabados
    -Equipamiento de serie (Advance)
    -Motor más que suficiente y consumo aceptable
    -No se parece demasiado a una lavadora
    -Con la AppConnect (Android Auto o la de Apple) no es necesario el navegador
    -No te confunden con coches de alquiler (Advance)

Puntos en contra

    -Maletero muy pequeño con la rueda convencional
    -Precio de los extras (y que algunos competidores los ofrecen de serie)
    -El consumo se dispara con conducción deportiva
    -Guantera muy pequeña (pero gracias a Dios que todavía trae lector de CDs)
    -No creo que repita de marca

Y ahora algunas fotos más.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Saludos!
Avatar de Usuario
Castro
 
Mensajes: 4392
Registrado: 30 Dic 2007, 17:50
Arriba

Re: Nuestras reviews de coches

Notapor Leon24 » 05 May 2018, 16:11

Menuda currada, esta noche me la leo entera pero trabajazo!
Únete al telegram de Cochespias t.me/cochespias
Leon24
 
Mensajes: 1324
Registrado: 14 May 2009, 20:34
Ubicación: Valencia
Arriba

Re: Nuestras reviews de coches

Notapor Fuego » 05 May 2018, 17:24

:aplausos: :aplausos: :aplausos:

Muy buen trabajo!, gracias por tu aporte Castro
Avatar de Usuario
Fuego
 
Mensajes: 3406
Registrado: 01 Sep 2005, 16:37
Ubicación: Santiago
Arriba

Re: Nuestras reviews de coches

Notapor MACAUDI » 06 May 2018, 18:15

Muy interesante ;)
Avatar de Usuario
MACAUDI
 
Mensajes: 7320
Registrado: 13 Oct 2010, 19:23
Ubicación: Albacete
Arriba

Anterior

Volver a Charla general de coches

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados