Dark Light

El piloto de Ducati Enea Bastianini se alza con la segunda victoria del año y recupera el liderato del mundial en una carrera en la que el protagonista del día ha sido Marc Márquez, quien consigue una sexta plaza en el GP de Austin.

El Gran Premio de Las Américas nunca defrauda, y así ha sido una carrera más en la que durante las 20 vueltas que ha durado ha sido un vaivén de pilotos. Todos los focos estaban puestos en el recién llegado de su lesión por diplopía Marc Márquez, quien hasta el miércoles no puso rumbo a América para disputar el Gran Premio. Tras las jornadas de clasificación de ayer, el piloto de Cervera consiguió una novena plaza tras colarse directamente en la Q2. Llegado el momento de la salida, se apagaron los semáforos y Marc se vio con serios problemas de potencia en su Honda, que le llevaron a colocarse en la última posición. Poco a poco el catalán fue mejorando, tanto que superó el récord de la pista que él mismo tenía desde 2014 con un tiempo de 2:03:553. Finalmente, Marc Márquez terminó sexto en parrilla con unas sensaciones un tanto agridulces. “El ritmo era para ganar, o al menos luchar por el podio. Hemos tenido un problema mecánico en la moto, Honda está investigando qué ha sucedido. El objetivo era terminar el fin de semana sin caídas y regular y lo hemos conseguido. Ahora me siento mejor arriba de la moto“.

La otra cara de la moneda nos la deja Enea Bastianini, quien consigue su segunda victoria en MotoGP que coincide a su vez con su segunda victoria en lo que va de temporada. El italiano consigue con este triunfo recuperar el liderato del mundial que hasta entonces tenía Aleix Espargaró. Desde la quinta posición que ocupaba en la parrilla de salida, poco a poco fue escalando y adelantando a todas las demás Ducati que tenía delante, hasta por fin pasar al que estaba siendo el claro dominador de la carrera Jack Miller. “Ha sido un día fantástico. Ha sido una carrera muy dura sobre todo la primera parte. Por el medio de la carera he conseguido tirar más fuerte y he empezado a adelantar y he ganado. Es increíble ganar aquí”.

Junto a “La Bestia” subían al podio Álex Rins y Jack Miller, consecutivamente. El piloto español encadena dos podios consecutivos, consiguiendo su mejor posición en lo que va de temporada tras una gran remontada desde la séptima posición en parrilla. Rins fue el primer piloto en romper la gran muralla que formaban las Ducati, que ocupaban las cinco primeras plazas desde la clasificación hasta mediados de la carrera. Esta persecución a la escudería italiana comenzó en la vuelta 6, cuando Francesco Bagnaia, quien terminó en quinta posición, se vio superado por uno de los pilotos de Suzuki. Tan sólo una vuelta después, Rins superaba a Zarco. Álex supo aprovechar muy bien la imposibilidad de Jack Miller y Jorge Martín de escaparse del grupo, superando de nuevo a dos pilotos Ducati hasta pasar por línea de meta en la segunda posición. “Me siento muy muy bien. En el sector dos he conseguido acelerar mucho más. Estoy super exhausto, han sido muchísimos adelantamientos. Al principio no pensaba que llegaría al grupo de cabeza pero poco a poco hemos ido remontando. Nos cuesta frenar pero hoy me sentía muy bien y ha salido” afirmaba Álex Rins en el post de la carrera.

En la tercera posición terminó Jack Miller, quien se ha mantenido durante gran parte de la carrera en primera posición tras una muy buena salida. El australiano consigue 16 importantísimos puntos para tratar de mantener su puesto en la Ducati oficial. Al finalizar la carrera, Miller comentaba “ha sido una carrera fantástica. Lo he hecho lo mejor que he podido pero Álex ha llegado también”.

La felicidad de los pilotos del podio contrastaba con el poleman del fin de semana Jorge Martín, quien ha caído hasta la octava posición en el tramo final de la carrera debido a que los neumáticos no han aguantado el ritmo de carrera.

Por su parte, el actual campeón del mundo Fabio Quartararo terminó en la séptima posición de carrera ante la imposibilidad de adelantamiento con la que se encontraba debido a la falta de velocidad punta que el francés ya ha comentado en diferentes ocasiones.

Por último, las Aprilia no han podido mantener el ritmo prometedor de la semana pasada en el Gran Premio de Argentina y han terminado Maverick Viñales en la décima posición y Aleix Espargaró en la undécima.

Tras este fin de semana que termina la gira americana, el mundial de MotoGP se queda de esta manera hasta dentro de dos semanas que se llega a Europa en el Gran Premio de Algarve.