Dark Light

Valentino Rossi corría hoy su última carrera en casa, en el Misano World Circuit Marco Simoncelli.

Todas las gradas se tiñeron de amarillo para despedir este domingo al ídolo mundial del motociclismo, Valentino Rossi. Y es que, como bien sabemos después del anuncio el pasado 5 de agosto en el Red Bull Ring de Spielberg, Il Dottore se retira tras 26 temporadas en el mundial de MotoGP.

Rossi quiso también ser sorprendido por su equipo, quién tiñó la moto de Luca Marini en MotoGP y las del SKY Racing Team VR46 de amarillo, luciendo un “Grazie Vale” en su carenado:

“No lo sabía. Normalmente no me gustan las sorpresas, pero esta ha sido una gran sorpresa. Lo he visto esta mañana por primera vez y les tengo que dar las gracias a Uccio, a Sky, a todo el equipo. El amarillo con el ‘Grazie Vale’ me ha gustado mucho.” afirmaba el italiano al ver las motos de su equipo.

En esta carrera en casa, el italiano no consiguió hacer una buena clasificación el sábado para dar una alegría a los fans. Se clasificó último en la Q1, posición en la que saldría en carrera. 

Pero a pesar de salir en la última posición, Valentino sorprendió a los aficionados con uno de los mejores resultados que ha conseguido esta temporada, terminando en la décima posición y sumando cinco puntos a su clasificación.

Por ello, el nueve veces campeón del mundo afirmó al pasar por la meta que “ha sido una buena manera de decir adiós a la afición”.

Tras su última carrera en casa, Valentino Rossi ha recibido un gran homenaje por parte de la afición y equipo para poder decir adiós por todo lo alto. Aunque esta celebración se ha visto un poco eclipsada por el reciente título mundial de Fabio Quartararo y la victoria de Marc Márquez, no ha pasado desapercibida para nadie. Y es que este era uno de los objetivos de la mayoría de la afición que se encontraba en el circuito, poder despedir a su ídolo y verlo correr por última vez.

Terminada la celebración y despedida, Valentino hablaba sobre la carrera y lo sucedido hoy en Misano. El italiano afirmaba estar enfadado con Pecco Bagnaia, quien se ha caído en carrera, “porque con el neumático medio delantero hubiese ganado, era el más rápido y tenía una gran oportunidad de mantener el campeonato abierto también para Portimao”.

También ha dedicado unas palabras al actual campeón del mundo Fabio, primer francés en ganar un campeonato de motociclismo: “Quartararo merece el campeonato, ha ido muy rápido, no ha cometido errores y se lo merece. Estoy muy contento por él y por Yamaha”, afirmó.

Con todo esto terminaba el Gran Premio de Emilia Romagna 2021, y la conclusión que Valentino Rossi ha dado a todo lo sucedido ha sido la siguiente: “Hubo una atmósfera fantástica, con muchos aficionados, un día soleado… y estoy contento, ha sido un día bueno y muy emocionante”.  “Misano es mi circuito, mi Gran Premio. Está a diez kilómetros de casa y tengo mucha suerte de tener un circuito así cerca, porque no es lo normal, y corremos aquí desde 2007, no en toda mi carrera, pero he podido ganar tres veces y la última, en 2014, fue muy especial”. Con estas declaraciones agradecía Valentino el adiós recibido en su casa.

Todavía quedan dos carreras por disputar. Veremos el 14 de noviembre en Valencia la verdadera despedida de Il Dottore, su última carrera como piloto de MotoGP.