Dark Light

El piloto español y la escudería han llegado a un acuerdo: Maverick es libre para correr con Aprilia.

Esta mañana saltaban todas las alarmas: Yamaha emitía un comunicado en el cuál dejaba claras sus intenciones de no seguir estas 6 carreras con Maverick a los mandos de la Yamaha YZR-M1. Tras el GP de los Países Bajos se anunció que Yamaha y Maverick Viñales pondrían fin al contrato que los unía dos años a final de la presente temporada para irse a Aprilia, pero tras los errores de Maverick en el Gran Premio de Estiria, ambos, de mutuo acuerdo, han decidido rescindir el contrato unilateralmente con efecto inmediato.

Lin Jarvis, director general de Yamaha, ha anunciado: en Assen, Yamaha y Viñales ya anunciaron la decisión mutua de acortar su programa original 2021-2022 y terminarlo a finales de 2021 y tanto el piloto como el equipo se comprometieron a continuar hasta el final de la actual temporada, con el equipo garantizando todo su apoyo y el piloto dando su máximo esfuerzo para que pudiéramos terminar el proyecto a lo grande”. “Lamentablemente, en la carrera de Estiria no se terminó bien y, en consecuencia, después de una profunda consideración por ambas partes, se llegó a la decisión de que sería mejor para ambas partes si terminamos la asociación antes

La separación anticipada liberará al piloto para seguir la dirección que elija en el futuro y también permitirá al equipo centrar sus esfuerzos en las carreras restantes de la temporada 2021 con un piloto sustituto, aún por determinar”, agregó el responsable de Yamaha. “Me gustaría expresar el sincero agradecimiento de Yamaha a Maverick por los buenos recuerdos y el apreciado trabajo que ambas partes han realizado durante los cuatro años y medio que hemos pasado juntos y que nos han permitido conseguir ocho victorias, 24 podios y dos terceros puestos en la clasificación general de pilotos de 2017 y 2019

En tanto, Maverick Viñales ha explicado: “Tras nuestra decisión en Assen de separar los caminos un año antes, también se decidió comprometerse a completar la temporada actual con el máximo esfuerzo por ambas partes, pero la carrera de Estiria no resultó como esperábamos, y lamentablemente no terminó bien”. “Después de considerarlo detenidamente, ambas partes han acordado que lo mejor sería poner fin a la asociación con efecto inmediato y tengo que estar profundamente agradecido a Yamaha por la gran oportunidad que me ha brindado y agradecido por el apoyo que me han dado durante estos años y recordaré con orgullo los resultados que hemos conseguido juntos

Siempre tendré un gran respeto por Yamaha y les deseo lo mejor“, afirmó el piloto, que desde hoy es libre de poder subirse a la Aprilia junto a Aleix Espargaró, ya que Lorenzo Savadori se encuentra lesionado. Massimo Rivola, máximo responsable de Aprilia declaró: “Estamos muy contentos de tener a Maverick, un piloto de muy alto nivel y uno de los talentos más puros de la categoría reina. Nos sentimos honrados de poder poner todas nuestras mejores habilidades a disposición de Viñales“.